Última Hora

A ECONOMÍA Y USTED Eliseo Castillo ” LA PAREJA EN LA ENCRUCIJADA “

Como si fuera un festejo y momento de regocijo, se anuncia en los medios de comunicación que se avecina una nueva pandemia; como si fuera una moda se busca establecer un estado de ánimo en que esto sea una tendencia normalizadora del resto de nuestra vida. Como si el Covid no fuera suficiente para atestiguar el destrozo moral que se ha realizado desde 2019; ahora nos amenazan con una pandemia económico-social traducida en una hambruna mundial.
Se nos anuncia que la producción de bienes básicos se está escaseando por culpa de la invasión de Rusia contra Ucrania; y por primera vez descubrimos que este país es tan importante en materia de productos y materias primas, que las grandes empresas, argumentan, tendrán que ajustar sus precios ante un periodo de escasez; puesto que nos encontramos con que todo viene de Rusia y Ucrania.
Desde luego esto es, en parte, una penosa mentira; pero para subir los precios realmente funciona…, está funcionando, se puede notar con la inflación mundial…; la prueba es irrefutable.
¿Y…, qué tiene que ver con la pareja?
Este es otro de los “regalos” malditos de la globalización; que no se puede mantener aisladas las relaciones fundamentales con que se construye cada sociedad. De esta forma, el modelo patriarcal machista monogámico se ve amenazado de tal forma que la pareja ortodoxa, como la hemos construido en occidente: hombre-mujer, en unión formal y legal, negando la existencia de la expresión poligámica, como forma tendencialmente normal, pero en la clandestinidad o el secreto.
¡Se sabe que la monogamia es la ilusión imposible sobre la que se fomenta la estructura social que da fe de la familia occidental! 
¡Por desgracia, esto genera el tráfico de personas para usarlas en el mercado del sexo! es una vergüenza, que se cierren los ojos al mercado de mujeres para venderlas como esclavas sexuales!
La estadística, que no es necesariamente exacta, pero se acerca a una cifra relativamente confiable nos indica que desde el 2019, al presentarse la pandemia, las cosas se complicaron en el ambiente familiar: la economía se debilitó al reducirse la actividad económica global; al obligar a las personas a permanecer encerrados en casa, salieron a relucir muchas deficiencias sobre las que se ha construido esta forma de convivencia; en que el patrón de conducta se establece con un hombre controlador de una mujer, su vientre y sus necesidades alimentarias e íntimas.
Hay frases lapidarias que intentan interpretar el sentir de un grupo; así es como se dice como sentencia para los que afirman que de amor de puede vivir eternamente; por ejemplo, para reírse de este tipo de ideas, se afirma en tono de burla o temor que… “cuando la crisis económica entra por la puerta, el amor sale huyendo por la ventana…” “si falta el dinero, se notan todos los defectos…!
La pandemia nos dejó totalmente desnudos de argumentos banales en relación a nuestra capacidad de mantener un discurso amoroso por encima de la realidad que se refleja en menos poder de compra; empleos desde casa, o de medio tiempo y emergentes; con medios salarios o por meras comisiones; ya el extremo es la vergüenza de supuestamente dar empleo por las “propinas”; acto totalmente inmoral e ilegal; puesto que la ley ordena un pago por un trabajo realizado; trabajar por propinas es una vergüenza para cualquier sistema social; deberán prohibirse; pero hasta eso se valora con la pandemia de salud, y la anunciada de hambre.
Con esto, la pareja seguirá sufriendo los embates del deterioro de las relaciones con que se sostiene esta forma social con que se ha mantenido el control de la mujer en su doble aspecto: el físico y el sentimental.
Es penosa la forma en que el modelo patriarcal establece a la mujer como figura de complemento para el hombre; se le diseñó un traje a la medida de las necesidades e intereses del hombre; sus límites fueron diseñados con las posibilidades de este. La pandemia ha desnudado las deficiencias de esta relación; el numero de separaciones se ha incrementado de tal forma, que hoy resulta complicado sostener que esto va a continuar de esta forma.
Si cada día nos confrontamos más con nuestros intereses; si cada vez la mujer se siente y sabe libre y autosuficiente; si además, queda claro que la palabra “amor” se devalúa tanto como la afirmación … ¡te amo! si el “modito” con que se dice denuncia superficialidad y simple juego de palabras.
El flagelo del mercado del sexo violento, expresado por medio del secuestro de personas para venderlas para tal actividad, se ha incrementado; es una verdad penosa; duele y ofende; pero desnuda una realidad… ¡no es cierto que la sociedad patriarcal machista se sostenga con sus principios monogámicos; por el contrario, sin el mercado de la “trata”, este se derrumba a la menor provocación; es tan grande el negocio a nivel mundial, que es la mejor fuente de ingresos para el crimen organizado, luego de las drogas, probablemente (nuevamente la estadística nos acerca a un dato solamente).
La pandemia del Covid aceleró la separación de las parejas; legales o formales, la separación se incrementó mucho; los argumentos que mas se dieron fueron los económicos; pero se acentuaron los de tipo emocional; se descubrió que no se soportaban juntos por muchas horas diarias; y como la pandemia nos obligó a permanecer en casa y desempleados o subempleados; los defectos mutuos salieron de manera grosera; el resultado fue inevitable; se incrementaron las separaciones.
Pareciera que esta tendencia se va a sostener en el corto plazo; aunado a esta que no termina, se nos anuncia que por culpa de la guerra en Ucrania se nos viene una pandemia de hambre mundial.
Desde luego parte de esto es cierto; pero igual es una manipulación de las grandes empresas para inflar los precios de los productos; esto les da más ganancia, que es lo que buscan.
El impacto en la resistencia de la pareja va a verse lastimada de manera fuerte con el acoplamiento de dos pandemias visibles: la de salud (Covid-19) y la del hambre (real e inventada).
Es un golpe demasiado fuerte para la pareja; no hay forma de resistir tanta violencia en su contra; con tan pocas defensas con que cuenta; si la palabra amor es muy hueca cuando el “tonito” suena a compromiso u obligación, y desnuda una realidad que nos asusta.
Una muestra de esta realidad la puede usted detectar de manera simple en su ciudad; vea cuantos centros de supuesta diversión nocturna se abren en el centro y en cada colonia; y cuántos puntos de confluencia de mujeres y homosexuales (hombres y mujeres) que se reúnen en ciertos lugares de su ciudad que forman el llamado mercado del sexo de la calle…; del que nadie se hace cargo; pero que se alimenta precisamente de la necesidad y demanda del consumidor general, que se forma de miembros de familias promedio, o las llamadas “normales”.
El costo lo sabemos, pero nos asusta reconocerlo; es mejor llamarles a las personas que se separan simples fracasados en el matrimonio, en lugar de reconocer que tenemos un problema de transición, donde el modelo patriarcal machista no tiene respuestas para mantener unidas a las personas en pareja con buenos niveles de satisfacción.
La encrucijada en que vive la pareja es real…; las historias de amor hace tiempo que dejaron de ser verdades sociales creíbles, hoy la credibilidad amorosa se ha fugado al parecer, pero no por la ventana…, por la puerta bien abierta.
 
 

Acerca Bertha Guillermina Castellanos Arciga

Checa También

En marcha la Tercera Jornada Digital: “La distribución del Mango en Estados Unidos”  Francisco Seva Rivadulla. Periodista Agroalimentario Internacional

El próximo viernes 24 de junio, se celebra la Tercera Jornada Digital del Mango, bajo …

National Mango Board inaugura “exitosamente” el IIº Foro Digital del Mango de Perú

*Francisco Seva Rivadulla. Periodista Agroalimentario Internacional La National Mango Board ha inaugurado de manera exitosa …

Deja un comentario