La UNESCO coordina un ejercicio de preparación ante un tsunami el 11 de marzo en el Caribe

Los Estados ribereños del Caribe y las regiones adyacentes participarán el 11 de marzo en su ejercicio anual de preparación contra los tsunamis, establecido bajo los auspicios de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO), al conmemorar el décimo aniversario del terremoto de Tohoku, en Japón, que provocó una oleada mortal y devastadora en la costa nororiental de la isla de Honshu, y condujo a la catástrofe nuclear de Fukushima.

Los países costeros del Atlántico Nororiental, el Mediterráneo y los mares adyacentes participarán en un ejercicio similar del 8 al 10 de marzo.

El objetivo es evaluar los planes locales de respuesta a los tsunamis, aumentar la preparación para este tipo de eventos y mejorar la coordinación general. El ejercicio también pretende contribuir a los objetivos del Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible, lanzado el 1 de enero de 2021 bajo los auspicios de la COI-UNESCO.
Preparar al 100% de las comunidades para el riesgo de un tsunami es una cifra ambiciosa, pero es un objetivo necesario para la supervivencia de todos. Este ejercicio debería permitir poner a prueba los procedimientos del sistema de alerta de tsunamis e identificar las fortalezas y debilidades operativas de los países del Caribe.

Vladimir Ryabinin, Secretario Ejecutivo de la COI-UNESCO
En los últimos 500 años se han producido 75 tsunamis en el Caribe, los dos últimos afectaron a Haití, en 2010, y a Honduras, en 2018. El ejercicio de este año, titulado Caribe Wave 21, simulará dos terremotos en Jamaica y en las Antillas Menores. El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC) emitirá mensajes de prueba y los enviará a los países participantes.

Desde la Península de Yucatán y Centroamérica en el oeste hasta las Antillas Menores en el este, desde Cuba en el norte hasta Colombia y Venezuela en el sur, las poblaciones costeras del Caribe son especialmente vulnerables al riesgo de tsunami. Mientras que el ejercicio de 2019 reunió a casi 800.000 personas, el número de participantes en 2020 fue ocho veces menor (103.000) como consecuencia de las restricciones debidas a la pandemia de COVID-19. Por ello, las autoridades de gestión de emergencias de cada Estado implicado deben determinar el nivel de participación e implicación del público en el ejercicio.

Se exhorta a los medios de comunicación, a las escuelas, a las empresas, a las organizaciones religiosas y a las familias a registrar su participación en este nuevo ejercicio, siguiendo las directrices sanitarias vigentes sobre el coronavirus. Las autoridades de protección civil también tienen la posibilidad de realizar diferentes tipos de ejercicios, llegando incluso a una evacuación real.

Los sistemas regionales y nacionales de alerta de tsunamis oceánicos deben mantener un alto nivel de preparación para que todas las acciones esenciales para la seguridad de la población puedan activarse a tiempo. De hecho, debe haber una respuesta inmediata a las catástrofes naturales de rápida aparición y evolución, como los tsunamis. Para mantener un alto nivel de preparación, los centros nacionales de alerta de tsunamis y las autoridades de protección civil deben poner en práctica regularmente sus procedimientos de respuesta a emergencias. Esto incluye garantizar que los enlaces de comunicación vitales estén operativos, que el personal de respuesta sea plenamente consciente de su papel y que, por tanto, actúe con la máxima urgencia durante un evento de este tipo. En caso de alerta, sólo hay una media de 30 minutos para responder.

Christa von Hillebrandt-Andrade, Directora del Programa para el Caribe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) y coordinadora del ejercicio, señala que las comunidades preparadas para los tsunamis recibirán el reconocimiento Tsunami Ready: “Las comunidades preparadas para los tsunamis deben disponer de planes de prevención y respuesta a los mismos. A falta de tsunamis recientes en la región, la realización de estos ejercicios sigue siendo una excelente manera de mantener alerta a los ciudadanos y a los funcionarios del gobierno”, declaró.

Un tsunami es causado por un terremoto submarino o costero que se produce a una profundidad inferior a 50 kilómetros y que tiene una magnitud de al menos 6,5 en la escala de Richter. Los terremotos de magnitud superior a 8,7 –como el de Japón del 11 de marzo de 2011 y el de Sumatra del 26 de diciembre de 2004 (9,2)– provocan grandes tsunamis que provocan inundaciones en las costas.

 

 

Acerca 5wredactor

5WREDACTOR es una página web, una revista digital de noticias que se edita y se transmite con el objetivo de difundir e informar lo más relevante de la NOTICIA y los acontecimientos más importantes, así como publicitar negociaciones establecidas en Zamora, la región y el estado de Michoacán, de la República Mexicana y del Extranjero. 5W REDACTOR, significa en el periodismo un concepto vinculado a la Redacción y Presentación de Noticias, así como la investigación científica y policial, cuestión básica para la información.

Checa También

La escasez mundial de antibióticos innovadores favorece la aparición y propagación de la farmacorresistencia

Según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud, no se están creando …

La OMS y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) firman un memorando de entendimiento para reforzar el acceso a la salud de los países francófonos

Promover la equidad respecto de las vacunas contra la COVID-19, luchar contra el paludismo y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *