Arena Suelta por:Tayde González Arias – “No te dejes engañar por los que disimulan bondad”

Cuando se pretende engañar se hace uso de las peores artimañas que triunfan
ante las más inocentes personas que considerando un rostro amable y suaves
palabras declinan como lo hacen con las caricias que recibe el más galopante y
fiero “cuaco” antes de ser montado, a esta experiencia estamos todos expuestos y
un paso antes de que nos logren vender cobre con oro, todos los sentidos deben
estar alertas cuando se comience con la simulación.

Simular es más que aparentar, se trata de este juego maloso en el que para ganar
o lograr metas y objetivos (casi siempre malévolos) se miente con la intención de
engrandecer lo bueno que representa algo o alguien, así si quiero ser aceptado en
la “clica”, llegó y comentó ser el más diestro en aquello que sorprenda a los
integrantes, o para ser el centro de atención arriesgadamente cuento las más
grandes batallas por nadie antes libradas, es decir se requiere de astucia y talento
en el engaño para vender lo que nadie compraría y para hacer de la suciedad
limpieza y de lo limpio el más brillante rubí.

Si bien en la vida conocemos a las buenas personas que con acciones afables y
buen carácter se han ganado este respeto y reputación, también tenemos a las
que por deberles a la mitad de la colonia, consiguiendo favores que nunca
pagaron asesinando a la madre, la abuela y gran parte de la familia, concluyendo
en la mentira y por supuesto ganándose la fama de persona tramposa, sin
embargo esta gente está y vive siendo identificada y señalada las hay en cantidad,
algunas otras que siguen siendo poco visibles y aun así nos han tomado el pelo
como corderos, siendo lobos gracias a la simulación que tienen de ser buenos sin
siquiera conocer el concepto mucho menos el significado.

El momento histórico en el que vivimos está atascado de simulaciones y no se
separa tanto la realidad común de la distanciada vida social, así en la pareja se
hace creer que se vive feliz aunque la convivencia sea sólo por compromiso como
entre las familias y la sociedad en general en donde se sonríe y se saluda, sólo
porque se tiene que hacer aunque se repudie, se desagradan y hasta se molestan
pero con tal de cuidar los modos se sigue simulando lo que no es y no será, es
decir la buena vida en la sociedad.

En el ámbito político por ejemplo existe una tremenda simulación, pues todos los
partidos políticos son juntos y por separado la mejor opción (según ellos), y juegan
con grandes campañas hasta encontrar el beneficio del voto de las mayorías

plurinominales y externos, aquí todas las tribus y todos los grupos y todos los
líderes son los más grandes, los que abonan más votos para ganar y quienes
tienen más agremiados que ningún otro. Hay de aquellos y aquellas que solo van
a la elección porque sus patrones les dijeron que eran las o los mejores o peor
aún quienes porque los jefes de la empleada doméstica y el peón les comentaron
lo que deben hacer si quieren recibir su pago, olvidando que les pagan, por un
trabajo y esfuerzo. No debemos vender nuestra voluntad por creer que tendremos
un pago extraordinario, un día de descanso o simplemente ganar algún beneficio
extra.
Ciertamente no podemos vivir pensando que nos quieren engañar o que la gente
nos da muestras de afecto por algo a cambio, eso no es sano y no siempre la
gente conspira en nuestra contra, pero si hay que ser cauteloso y sensibles a la
verdad y la mentira, en cualquier ámbito en el que nos desarrollemos, procuremos
que si hacemos alabanzas y felicitamos, o si agradecemos e invitamos no nos
veamos interesados sino atentos y honestos. Y como consejo, si hemos de tomar
decisiones tomando en cuenta las procuraciones de los otros, consideremos la
historia de las relaciones de esas personas para con nosotros y lo que pueden
recibir o no nuestro o si han de quedar bien a nuestros ojos.

No todo es bueno, pero tampoco malo, cuando se trata de que lleguen hasta
donde te encuentres a ofrecer las perlas de la virgen, hay personas que sostienen
la voluntad de las naciones que entregan sin recibir nada a cambio y no lo van
diciendo ni llegan a convencerte de ser el gran personaje social, es más quienes
son y han hecho por la humanidad no lo andan publicando o mostrando, solo viven
entre nosotros como uno o una más. No simules lo que no eres, ni actúes
creyendo en lo que alguien simuló ser para ti, antes comprueba, en lo que en
Colombia es la hoja de vida y en México un Curriculum Vitae; si las personas que
dicen ser son y si lo que digan que puedan darte, lo den. México no necesita de
más simuladores, ni de quien se deje por ellos engañar, lo que ocupamos es gente
inteligente y hombres y mujeres de buena intención y proceder.

Acerca Bertha Guillermina Castellanos Arciga

Checa También

La epidemia del vapeo: Cigarrillos electrónicos: Tendencias, datos y peligros asociados

Los cigarrillos electrónicos se introdujeron en el mercado estadounidense hacia 2007. Desde 2014, han sido …

Francisco Seva Rivadulla nos habla en entrevista de la afectación del campo mexicano ante el covid 19

En entrevista especial con Francisco Seva Rivadulla Periodista Agroalimentario Internacional, desde España nos habla de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *