La Economía y Usted. Eliseo Castillo A. “Zamora, región, economía y Violencia”

Por: Eliseo Castillo A.
Ayer, aparece en la prensa nacional una lista de ciudades que se distinguen en este momento co se de las más inseguras; más violentas. La lisa se compone de las primeras 50 que, al parecer, generan menos confianza para habitar.
El problema es que en esta lista de 50 ciudades, se tiene a 4 de nuestro Estado; se coloca en el lugar 11 a Zamora, y en el 13 a Morelia; luego viene Jacona y Uruapan, mientras que los tres primeros lugares son Tijuana, Ciudad Juárez y León.
Lamentable deferencia y referencia para los michoacanos; pero quizá sea peor la realidad incontestable en que el ambiente de tranquilidad no es lo que nos distingue.
En el caso de Zamora y Jacona se maneja un discurso incendiario en contra de la actual administración zamorana; paradójicamente, lo que pasa en Jacona, regularmente se endosa a la administración zamorana…; no olvidemos que ha habido políticos que viviendo en Jacona se postulan para gobernar Zamora, y que cuando se les ha cuestionado el tema, ha respondido incluso con soberbia…; seguramente por la cuestión de que apenas el río divide a estos municipios casi totalmente integrados comercial y educativamente.
Hoy Martín Samaguey está en la picota…: ¡el rey ha muerto! ¡viva el rey! dicen los españoles cuando se ha dado la derrota electoral de ése político de cepa; dados los resultados de su gestión, podemos decir que para buena parte de los electores no resultó todo lo que esperaban de él; al mismo tiempo, podemos ver que la derecha se reagrupó, de tal forma, que su reelección no era algo fácil; puedo afirmar, luego de 35 años de estudiar la sociedad zamorana, que es de las más complicadas para  “seducirla” y convencerla hacia el cambio de su actitud conservadora de derecha; es complicado en este caso.
¿Zamora, de las más violentas del país por Martín…?
Es una gran y estúpida mentira con que podemos cebarnos tirando lodo y la piedra al tiempo que escondemos la mano y emitimos el grito del cobarde…¡al ladrón, al ladrón…!
No nos hagamos tarugos, cuando llegó Martín a la administración, la violencia estaba totalmente establecida, era campo de lucha por el control de grupos de poder que se disputaban el mercado de la droga y la extorsión.
Hace 35 años, mi querida Laura, como bien venida a la ciudad me advirtió, se lo he comentado en esta espacio…: ¡en Zamora, los leones se sueltan a las nueve…; bajo tu resgo sigues en la calle!
¿Creé usted que era gratuita la sentencia-advertencia…?
A fuerza de no atacarse de raíz, el problema se incrementó…; hoy Zamora aparece en la lista de las más violentas e inseguras, por desgracia con información sobrada.
Si hemos de juzgar al presidente actual, debe hacerse con los hechos reales de los últimos dos años y medio; en ellos, se puede juzgar sus actos y resultados; el juicio puede ser severo, pero habría que se justos y lo menos  viscerales posibles.
Recordemos que desde el principio de su gestión, se le atacó desde el gobierno del Estado; penosa fue la actitud del gobernador Silvano cuando, en un acto teatral grostesco, se presentó en Zamora, como le gusta al gobernador; con un gran despliegue de fuerzas armadas a su lado, y con un discurso sancionador señalando que no iba a permitir que Zamora se perdiera en manos de la delincuencia…
Desde mi punto de vista; sólo eso, mi punto de vista, desde ese momento el control de la seguridad quedó cuestionada a tal grado, que en Zamora bien se pudo aplicar la parodia de aquella película cómica…¿y dónde está el piloto…?
En una escala de poder, el gobernador le quitó a los zamoranos el derecho a exigirle a su presidente, en este caso a Martín, al señalar que no permitiría que el municipio entrara a una situaciones de descontrol social.
Supongo que el gobernador no contaba con suficiente información sobre la región; o cuenta con tanta, que no la ordena adecuadamente; hoy resulta injusto censurar al presidente municipal por el pasado que no le pertenece como obra;  solamente es responsable de lo que ha enfrentado en estos dos años y medio.
Zamora es un mercado muy apetitoso en materia comercial legal e ilegal; es un centro productivo de exportación importante, funciona como esponja atrayente de los municipios aledaños: Jacona como parte casi suya, Tangancícuaro; Ecuandureo, Ixtlán; toda esa microrregión concentra los intereses comerciales en la ciudad de los chongos, y la catedral inconclusa…, que pareciera que ya está concluida.
No es casual que la ilegalidad haya sido moneda de uso corriente por décadas; a más importancia comercial, se incrementa la posibilidad de que la delincuencia se aposente en la región…; eso sucedio hace décadas.
De igual forma no tenemos por qué afirmar que no es responsable de parte de lo que sucede hoy; lo bueno y malo de una administración está ahí, el problema es que es más cómodo señalar lo que nos llega a la mano…; regularmente lo malo se ve más fácil, es motivo de rumor, chisme compartido; como que tiene más saborcito que lo bueno…; eso de antemano lo esperamos, lo vemos como algo normal.
La inseguridad es una pandemia nacional que nos ha atrapado; Zamora concentra muchos males, sin duda; al mismo tiempo hay responsables…; no uno…, muchos, el problema es ver si estamos dispuestos a confrontar esta parte del tema, o seguimos gritando como el delincuente cuando desea distraer a la gente de su robo indicándose el lugar contrario a su huida…¡al ladrón…,  al ladrón…!
Hoy la prensa nacional nos comenta que Zamora se ubica en el lugar 11 de inseguridad; razón suficiente para preocupar a cualquiera; pero no seamos hijos del chisme de mercado, no es asunto que se generó ayer, es un problema que se ha ido incrementando; por lo menos desde hace unos cincuenta años; cuando Zamora explotó como un centro productor de productos para la exportación; la delincuencia organizada siempre va siguiendo la ruta del dinero; mientras que la delincuencia individual sucede todo el tiempo en cualquier barrio, y donde haya una persona oportunista y con necesidad; nada que ver con la primera; la delincuencia organizada se ceba en los grandes negocios; Zamora creció, se enriqueció…; atrajo los apetitos del crimen organizado…
Desde el momento en que el gobernador intervino el mando de seguridad en Zamora, parte de la responsabilidad de la misma dejó de ser controlada por la presidencia muncipal; Martín pasó a ser la parte visible a criticar…, pero con capacidad reducida. Al menos eso es lo que se aprecia en al superficie…; tendríamos que escucharlo a él al respecto.
No creo que sea posible.
Zamora, la apetitosa para la delincuencia, anexando a Jacona de manera inevitable, sufre la parte penosa de ser vista como en lugar para establecer la base del crimen orgnizado…; terrible.
Le abrazo con cariño y sana distancia.

Acerca Bertha Guillermina Castellanos Arciga

Checa También

LAS PEQUEÑAS COSAS Eliseo Castillo A. – EL PRESUPUESTO, NI GRANDE NI CHICO PARA 2022

La estructura de un presupuesto federal tiene la circunstancia de que es totalmente relativo en …

A/A SECCIÓN ECONOMÍA – AGRICULTURA Proximidad: El factor sostenible más valorado por el consumidor

Valencia, a 21 de septiembre de 2021. La Indicación Geográfica Protegida “Cítricos Valencianos” ha participado …

Deja un comentario