¿A FAVOR O EN CONTRA DEL INE?

El pasado domingo 13 de noviembre salieron a manifestarse a las calles de
distintas ciudades del país en apoyo del Instituto Nacional Electoral (INE), quienes
han sido señalados como opositores al gobierno de el Presidente de Andrés
Manuel López Obrador, atascando las redes sociales de señalamientos que en su
mayoría denóstan a los manifestantes, o cuando menos tratando de
desacreditarlos.
Si bien es cierto que se ha pronunciado el ejecutivo federal ( El Presidente), por
dirigir un gobierno libre de pensamiento y manifestación, no se puede por un lado
decir que somos libres pero una vez que se acude a una manifestación se
desacredita, lo correcto y congruente para aquel o aquella que habla de libertades
es considerar lo valioso de las dos, tres, los cien o las miles de personas que
pueden no coincidir o discrepar y antes de hacer señalamientos poco amables,
buscar escuchar la disidencia.
Caer al la practica de los dimes y diretes, cuando se es la cabeza de un país, o
hablar para dividir antes que, para unificar, no abona a un liderazgo sano, en el
que se pueda conversar, negociar o conciliar, sino que permea en la discusión, la
división y hasta el pleito. Sólo quien entiende que vivimos en la pluriculturalidad, la
multiculturalidad o la interculturalidad, sabe que toda opinión bien dicha y la
libertad ejercida de manera correcta, suma a la intelectualidad y el proceso de
razonamiento que nos hace seres pensantes o seres humanos.
Si bien es cierto que vale la pena madurar, la opinión personal y procurar la
pertinencia de la manifestación de las ideas a pesar del enojo o el hartazgo, no lo
que no cabe es la descalificación de ninguna de las partes, de qué le puede servir
a un político tantos años de ejercicio, si a la primera de cuentas confronta,
descalifica o sabotea al enemigo. Definitivamente sigue haciendo falta en nuestra
política mexicana más lectura de las naciones desarrolladas, para elevar el nivel
del debate, para que antes de llenarse la boca con bazofia, se reconozca el
argumento sólido, o se destruyan las falacias que diga alguna de los portes o los
involucrados.
Mas allá de estar o no de acuerdo con la manifestación para el supuesto apoyo al
INE, vale la pena no sólo ver si participaron o no los opositores al gobierno en la
marcha del domingo, sino lo contradictorios que son lo propios legisladores (“que

son los representantes del pueblo”) que en el año 2014, votaron a favor del
cambio del entonces IFE al INE, y que se oponían absolutamente y sin embargo
ahora están muy a favor, desde luego me refiero a esos que antes representaban
a otros partidos y al chapulinear al partido en el poder, sus intereses han
cambiado.
Se puede estar o no de acuerdo con la manifestación en mención, pero lo cierto es
que muchos la usaron para volver a salir en la foto, otros para no ser olvidados e
incluso para hacer públicas las aspiraciones políticas en las elecciones venideras,
pero sobre todo para seguir dividiendo al país, entre los seguidores del gobierno y
los contrarios al mismo.
Las manifestaciones no deben ser practicas para dividir, sino una medida del
estado de las cosas, una forma de ver cómo se están haciendo las cosas y cómo
debo o no seguir en la práctica o acción que realizo.
El mensaje en este momento es claro, el país es un mundo de ideas, es un
cumulo de opiniones es plural, y vale la pena que eso se haga valer en el sufragio,
haciéndolo efectivo, y llevando a las cámaras legislativas a representantes
sensatos que sepan que pueden mediante la ley hacer que nadie gane más que el
presidente, o bien que los gastos para la federación sean tan claros que los
órganos electorales no sean tan caros, ni los procesos costosos.
Ni México, ni sus estados o municipios necesita presidentes o gobernadores
sordos o ciegos a las opiniones diversas, tampoco a quién diga que aquel o
aquella que no coincide o con sus ideas es un tal por cual, sino más bien abrirse
para escucharlos una dos o las veces que sean con tal de hacer el país de todos y
para todos.
Las y los mexicanos que estamos de acuerdo o no con nuestros gobiernos no
somos necesariamente del partido contrario, ni tampoco queremos golpetear o nos
ponemos de tapete, es decir no somos focas aplaudidoras, pero tampoco
andamos con la espada desenvainada, sino que en algunas escuelas y con
algunas experiencias nos enseñaron que disentir es valioso, que cuestionar podría
enriquecer y que la duda puede no ser tan mala.

Acerca Bertha Guillermina Castellanos Arciga

Periodista, Reportera, Editora y Directora General de la Revista Digital Informativa: 5W Redactor.

Checa También

ASAJA exige una PAC que no empobrezca a los agricultores y ganaderos españoles

Murcia, a 23 de noviembre de 2022. Los convocantes han llegado desde distintos puntos del …

La feroz competencia desleal amenaza la rentabilidad de los cítricos murcianos, denuncia ASAJA Murcia

Murcia, a 23 de Noviembre de 2022. La organización profesional agraria ASAJA Murcia ha denunciado …

Deja un comentario