KEN SALAZAR O EL ARTE DE MANEJAR LAS RELACIONES DIPLOMATICAS CON AMLO Por Ricardo Burgos Orozco

De los embajadores norteamericanos en México, me tocó conocer a John Gavin; era reportero de radio y cubrí varios eventos donde él estuvo. Un tipo seco, flemático, serio y que tuvo algunas discrepancias aquí – en un ambiente de por sí tenso en aquel entonces –, primero con José López Portillo, después con Miguel de Madrid Hurtado. Varios festejaron su renuncia en 1986.

Estados Unidos es el mayor socio comercial de México; por ello no debe ser nada fácil manejar las relaciones entre ambos gobiernos y salir avante en el intento. Ya en la administración de Andrés Manuel López Obrador, Donald Trump envío en 2019 a Cristopher Landau, quien pasó sin pena ni gloria por nuestro país; terminó su gestión en 2021.

A la llegada de Joseph Biden a la presidencia norteamericana, fue nombrado embajador Ken Salazar, secretario del Interior en el gobierno de Barak Obama, jefe del equipo de transición de Hillary Clinton si hubiera ganado las elecciones en 2016. Tiene 67 años, es abogado, fue senador y fiscal de Colorado. A su llegada a la Ciudad de México, causó muy buena impresión por su carácter agradable y por su sombrero texano del cual nunca se separa en público.

En un artículo publicado recientemente por The Wall Street Journal, la articulista Mary Anastassia O’Grady criticó a Salazar por el respaldo que dio a la reforma energética del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. La periodista señala que eso contraviene las políticas de Joe Biden y los compromisos adquiridos con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte T – MEC para garantizar mercados abiertos y competitivos e igualdad de trato para todas las partes.

También el New York Times se ocupó de Salazar hace unos días señalando que el gobierno norteamericano está preocupado por su cercanía y alineación a las políticas de López Obrador.

Al parecer, Ken Salazar ha hecho muy buenas migas, más allá del trabajo diplomático, con López Obrador y se nota porque visita continuamente Palacio Nacional para cualquier tema y coyuntura. Se ve que se entiende a la perfección con el presidente, cuando menos en público, aunque el embajador reconoce que tienen sus diferencias.

Los medios han dado cuenta que son de caracteres parecidos. El mandatario mexicano reconoce que se lleva bien con Salazar; incluso lo defendió ante las críticas de The Wall Street Journal y el New York Times y lo calificó como “amigo”, “hombre bueno y sensato, que defiende a su país y al presidente Biden”.

El representante diplomático se ha ganado la confianza personal de López Obrador y dicen que eso no es nada fácil en tan poco tiempo por la naturaleza política y los orígenes de opositor del jefe del Ejecutivo mexicano. Por supuesto, esa relación no sirvió para convencerlo de asistir a la Cumbre de las Américas y tampoco de bajarle a sus declaraciones tajantes contra decisiones del gobierno norteamericano como la extradición de Julian Assange a Estados Unidos para enfrentar cargos por espionaje.

Por supuesto, a México le conviene tener buena relación con el embajador de Estados Unidos, quien sea. Esperemos que así se mantenga más allá de cercanías personales, porque la historia nos ha enseñado lo terrible que es cuando la diplomacia se revierte.

 

Acerca 5wredactor

5WREDACTOR es una página web, una revista digital de noticias que se edita y se transmite con el objetivo de difundir e informar lo más relevante de la NOTICIA y los acontecimientos más importantes, así como publicitar negociaciones establecidas en Zamora, la región y el estado de Michoacán, de la República Mexicana y del Extranjero. 5W REDACTOR, significa en el periodismo un concepto vinculado a la Redacción y Presentación de Noticias, así como la investigación científica y policial, cuestión básica para la información.

Checa También

LA ESCUELA ES NUESTRA, LA MISMA GATA MAL REVOLCADA

Por Ricardo Burgos Orozco Conocí en 2015 a una señora que tenía a sus dos …

REABRIR EL CASO COLOSIO 28 AÑOS DESPUÉS, PURA PANTOMIMA: Por Ricardo Burgos Orozco

Era miércoles 23 de marzo de 1994; yo trabajaba en la oficina de difusión de …

Deja un comentario